Vinos Alicante DOP
MÁS INFORMACIÓN

Recuperación de memoria en la DOP Alicante: la Bodega del Prado de Pinoso

Desde las viñas que cercan Pinoso en dirección al Rodriguillo  y enfocados hacia la Sierra del Carche, aparece de repente, sobre una loma, un edificio que es como un barco. De dimensiones considerables, hecho de piedra y de sombra y con un tejado que es una columna vertebral en medio de tanta cañadas y solanas.

En el pequeño caserío conocido como Casas del Collado, se levanta esta impresionante nave. Es en realidad una bodega. Y su tamaño y su sencilla hermosura son el símbolo vivo de la gran historia y patrimonio de los Vinos Alicante DOP en todo su territorio.

La bodega se levanta en este paraje desde 1888, así lo atestigua la reja de la ventana circular que corona la puerta principal de entrada y que es uno de los pocos vanos de los que dispone el edificio. Lo demás, una puerta de descarga para la uva y dos ventanales con arcos carpaneles en ambos lados del edificio. Otro ojo de buey en su fachada a mediodía y un gran tejado a dos aguas hecho de madera y teja. Lo demás, gruesa piedra caliza, argamasa… sólidos muros.

Dispone además de un viejo casón señorial, de dos plantas y cuadrado. Por un lado tres ventanas con balcones; por el otro, tres ventanas con unas ricas verjas “de barriga”. La casa tiene también su patio, su pozo, su casa de labradores y caseros y otros elementos para ser autosuficientes. También dispone de dos interesantes depósitos subterráneo para agua con una bóveda de aljibe y de arcilla – derruida en estos momentos. Parece ser que en la propia finca se hallaba otra bodega que fue adquirida por la familia Verdú a principios del siglo XX y que continúa en activo.

bodega-prado-pinoso9
bodega-prado-pinoso8
bodega-prado-pinoso7
bodega-prado-pinoso6
bodega-prado-pinoso5
bodega-prado-pinoso3
bodega-prado-pinoso2
bodega-prado-pinoso1

Guardando las espaldas -o la sombra- a todo ello, los grandes pinos, quizás más antiguos que los propios edificios, y que constituyen la esencia de nuestro paisaje: piedra, pino, viña.

Esta bodega es uno de los edificios centenarios más significativos que podemos encontrar en la zona como bodega, y que nos recuerda la gran tradición vitícola que tuvo la zona en su día, (en 1894 se contaban más de 401 bodegas a través del registro fiscal de edificios y solares del municipio, que por aquel entonces incluía a La Algueña y su pedanía La Solana). Nos sorprende el dato, como nos sorprende hoy el edificio. Y a pesar de su antigüedad y abandono, continua de pie. De ahí el interés e importancia del Consejo Regulador en ofreceros esta información sobre su existencia y la necesidad de conocer y defender este patrimonio.

El edificio está abandonado en estos momentos, aunque es propiedad del Ayuntamiento de Pinoso, quien lo compró en el año 2001 aunque no se ha podido incorporar en la actualización del catálogo de edificios protegidos. En estos años, ha servido de almacén, pero su cubierta se ha vencido y amenaza con el mantenimiento del interior. En su interior parece que quedan algunos elementos como los suelos.

La bodega pudo albergar en su día una buena producción y podría ser de la familia de D. Leonardo Collado López – de Hierro y Virtudes Yañez (iniciales de la reja que acompañan al año) Debió de ser una de las que empezaran la producción a gran escala, pues muchas de las tradicionales de la localidad eran familiares y caseras, dedicadas al consumo propio o del entorno, hasta que el comercio comenzó a extenderse en el siglo XIX.

Desde aquí queremos defender su existencia y su protección en una localidad tan vinculada al vino como Pinoso, y en uno de los puntos más al sur de nuestra Denominación de Origen. Es un orgullo para nosotros compartir este patrimonio con vosotros.

Eladio Martin Aniorte

En Colaboración con Museo del Mármol y del Vino. Ayuntamiento de Pinoso

0 comentarios

Deja un comentario